La Diputación lamenta la pérdida de D. Antonio Romo, Medalla de Oro de la Provincia por su entrega a los demás

Imagen de la entrega de la Medalla de Oro de la Provincia a Don Antonio Romo

30.06.22.- La Diputación de Salamanca lamenta la pérdida de D. Antonio Romo, histórico párroco del barrio Puente Ladrillo y una de las personas más reconocidas por la sociedad salmantina por su entrega y dedicación a los demás, especialmente a las personas más desfavorecidas.

El Padre Antonio Romo fallecía hoy en Salamanca a los 83 años de edad y según recordó el presidente de la Diputación, Javier Iglesias, fue un digno merecedor de la más alta distinción que entrega la Diputación de Salamanca. “Encarnaba valores tan importantes como la generosidad, altruismo, solidaridad y bondad, y por estos motivos, añadió, siempre será recordado”.

La Diputación de Salamanca acordó por unanimidad de todos los grupos conceder en el año 2016 la Medalla de Oro de la Provincia a D. Antonio Romo por ser el “mejor referente ético de la provincia de Salamanca, un hombre cercano que ha dedicado su vida a los más desfavorecidos, logrando dar respuesta a los problemas que han ido surgiendo de forma paralela a la evolución de la sociedad contemporánea”.

Entre sus proyectos más relevantes destacó la casa de acogida, la puesta en marcha de una Escuela de Pastores y de la cooperativa Puentesan, nacida de la Asociación Puente Vida y que elabora un queso con fines solidarios bajo el sello 'Mil Caminos'.

El padre Antonio Romo nació en Aldealengua y se ordenó sacerdote en marzo de 1964. Ejerció como párroco en San Morales y durante décadas fue el alma de la parroquia Nuestra Señora de la Asunción de Puente Ladrillo.

Entre otros reconocimientos, el padre Antonio Romo contaba con la Medalla de Oro de la Ciudad de Salamanca (2001) y con el Premio de Castilla y León de los Valores Humanos (2015).